La Publicidad no funciona

La Publicidad no Funciona

…o tal vez sí.

El mayor ejemplo de que la publicidad funciona, es que las mejores cosas en esta vida al ser gratuitas y no generar un provecho económico a nadie su promoción,  no se les da el valor que merecerían y las olvidamos, mientras nos obsesionamos en alcanzar el clímax del voraz consumismo que nos imprime la publicidad.

Por supuesto que la publicidad funciona. Otra cosa es que haya multitud de inversiones publicitarias poco eficientes, como banners con un CTR del 0,00001% o inversiones de 20.000 euros para que tu logo aparezca al lado de 15 más, por ser patrocinador oro, platino o titanio de un evento. Entre las más ineficientes, la publicidad demuestra su grandeza, generando cada año un par de nuevos conceptos “sexy & shiny” que consiguen engañar a sus  propios vástagos marketeros. Ejemplo de ello serian los códigos QR o el inbound marketing. La única empresa que conozco que haya apostado su estrategia de captación a esta nueva revolución publicitaria de dejar que los clientes se acerquen a mí, que viene acompañada de decenas de miles de euros en gasto de consultoría y tecnología,  y le haya funcionado, es Hubspot, la propia inventora del concepto del inbound marketing. Genial. Nadie es tan victima de la publicidad y la moda, como los propios trabajadores de la industria.

Es cierto que las dos empresas más exitosas del mercado español: Inditex y Mercadona no invierten en publicidad general. Pero ambas marcas tienen estrategias de posicionamiento fuertes y coherentes, así como un marketing de oferta y producto basado en una maquinaria de conocimiento de la demanda de sus propios clientes. Empresas con sentido común que conocen lo que ya decía Kotler “la mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos”.  Al resto que no somos tan atractivos al desnudo, nos tocara seguir pagando ropa cara acorde al posicionamiento que queremos alcanzar o que conviertan nuestras miserias en algo sexi.