El mal uso de nuestros datos por parte de las Empresas. Mi abuela me aleccionaba para siempre adoptar una actitud reservada en la vida, ya fuera en el trabajo o con los amigos. Nos decía a sus nietos que cuanto menos sepan de uno, mejor.  Creía firmemente que una de las principales causas de los males que nos sobrevenían, era haber dado demasiada información a cerca de nosotros mismos. Estoy convencido de que a eso se debe el carácter indefinido…